quien soy

Como dicen que somos el fruto de nuestras propias obras y procesos, lo más sencillo para mí es definirme como el creador del Arte Ritual, una forma de entender el arte que impulsa al ser humano a reconocerse como un ser creativo capaz de reprogramarse a sí mismo. Y no es solo una teoría, pues llevo toda una vida investigando el poder del arte para sugestionar nuestro inconsciente y lograr invertir los procesos, programas y memorias que nos impiden vivir en coherencia. Toda una vida poniéndolo en práctica en mi día a día, siempre con resultados extraordinarios que me transformaron progresivamente en alguien totalmente realizado con una vida plena, próspera y feliz. Por eso, mi propósito es compartir contigo el fruto de mi experiencia, para que logres convertirte en tu mejor versión y puedas vivir la vida que te mereces.  

TRAYECTORIA Y ACTUALIDAD

Me formé como diseñador gráfico en la escuela Elisava de Barcelona y trabajé un breve período tiempo en un estudio de diseño y publicidad. Allí descubrí algo que me resultó impactante: A quién se vende no es a la parte consciente de las personas, sino a su parte irracional. Ya sean ideas, conceptos, productos o servicios, se trata de crear un viaje de sensaciones y asociaciones para que, aunque parezca que elegimos nosotros, sea nuestro inconsciente quién lo haga.

Dando ya mis primeros pasos como pintor profesional, aquella experiencia en el mundo de la publicidad marcó profundamente mi camino al entender que, en realidad, el medio que se usaba para construir las sugestiones siempre era el lenguaje artístico, algo que también ocurría dentro de los diferentes ámbitos sociales, profesionales, religiosos, políticos, del ocio y la comunicación. En todas partes, el lenguaje simbólico se manifestaba a través de constantes rituales y mensajes plagados de asociaciones, que construían y alimentaban las bases irracionales de nuestros sistemas de creencias. Así es como empecé a comprender que, en realidad, el verdadero poder del arte no se jugaba en los museos y las galerías, sino en la vida cotidiana, a través la comunicación inconsciente que movía al mundo.

Empecé a estudiar la forma en la que se había utilizado el arte para potenciar o destruir civilizaciones enteras, a leer y descubrir cómo lo aplicaban las culturas ancestrales en los contextos iniciáticos o sacerdotales. Incluso viajé durante años a diferentes lugares del mundo, para tomar contacto directo con algunas de esas culturas (China, Japón, Perú y México fueron las que más me impactaron.) Estoy hablando de años de búsqueda y construcción, en los que estudié sobre el inconsciente y los lenguajes sistémicos, usando la pintura para tratar de reprogramar memorias y patrones que me impedían realizarme en la vida. Años en los que, en realidad, de donde más aprendí fue de la observación, de la forma en la que se usa el lenguaje artístico dentro de la ingeniería social para manejar a las masas.

En el año 2004 fui a vivir a Alemania con el único objetivo de consolidar mi nueva visión del arte a nivel internacional. Aunque conseguí exponer en lugares emblemáticos de la capital germana, apenas logré hacer algo de ruido dentro del mundo oficial. Lo mismo ocurrió durante mis estancias en México. Nadie parecía entender los conceptos que había detrás de mi propuesta. Mis siete años en Berlín me hicieron madurar como artista y asumir que el mundo oficial del arte no era el lugar más apropiado para desarrollar una idea tan transgresora. Una propuesta que, en definitiva, ponía en evidencia al sistema que lo alimentaba. Desde ese momento, centré toda mi energía en profundizar, todavía más, en mi propio proceso y el poder alquímico del arte, atreviéndome a alternar la pintura con otras disciplinas artísticas que tuve necesidad de explorar.

Llegué a construir para La Fura dels Baus, cuatro esculturas de dos metros sobre una estructura metálica diseñada para arder en llamas al final del espectáculo. Me adentré también en la composición musical (actualmente compongo canciones). He escrito una novela, guiones de cine y varios libros de auto ayuda. He actuado en mis propias películas, he dado conferencias en Europa y Latino américa, he creado proyectos de diferente índole y, en definitiva, me he atrevido con casi todo… pero lo que cambió realmente mi vida fue adentrarme en el terreno audiovisual. En el año 2011, viviendo todavía en Berlín, decidí abrí un canal de YouTube (galerialalinea) para comunicar al mundo mi visión del arte. Uno de aquellos vídeos se hizo viral y dio a conocer al mundo el poder del Arte Ritual. No hizo falta la oficialidad para lograr mi objetivo.

Así es como empezó todo y cómo continuó, porque yo sigo creciendo y explorando el poder del Arte Ritual cada día de mi vida. A eso me dedico ahora, a promocionar y enseñar esta forma de entender el arte, participando en diferentes proyectos profesionales que encontrarás en la home de esta web. También realizo audiovisuales y películas que ayuden a expandir la conciencia del ser humano y, como no, sigo pintando para dar respuesta a mis inquietudes, a mis conflictos internos. Al fin y al cabo, toda mi obra es el fruto de mi propio proceso, el resultado de un camino de transformación y reconocimiento hacia mí mismo.

el latido de la creación

Documental del año 2018 donde Víctor Brossah reflexiona sobre su trayectoria y sobre los cambios constantes en su forma de crear y de mostrarse públicamente.

entrevista a victor Brossah

Alicia Gorbato, reconocida periodista y comunicadora internacional, entrevista desde MIAMI al artista español Víctor Brossah en el año 2020

ARTE E INICIACIÓN

ART AND INITIATION es un reportaje en lengua inglesa sobre el artista Víctor Brossah realizado en el año 2011 en su taller de Berlín (subtitulado al español).